Matías Vilches, director de Ladreco: “nuestros paneles modulares sustentables tienen el mismo nivel de eficiencia que los sistemas de construcciones tradicionales en hormigón, ladrillo o acero”.

 

Ladreco es un sistema modular sustentable, compuesto por una serie de paneles construidos por un 55% de madera y 45% plástico PET reciclado, además brinda eficiencia térmica y acústica. Matías Vilches conversó con nosotros y nos explicó por qué Ladreco se vuelve en una alternativa en cuanto a costos, eficiencia, sustentabilidad y mano de obra …

  • Ladreco es un sistema modular sustentable, compuesto por una serie de paneles construidos por un 55% de madera y 45% plástico PET reciclado, además brinda eficiencia térmica y acústica.
  • Matías Vilches conversó con nosotros y nos explicó por qué Ladreco se vuelve en una alternativa en cuanto a costos, eficiencia, sustentabilidad y mano de obra en su construcción. No utiliza materiales adherentes ya que funciona en base a un sistema de anclaje, es rápido, fácil de montar y también es 100% desmontable.

PROBLEMÁTICA ACTUAL

Según la Cámara Chilena de la Construcción (CCHC) el país tiene un déficit habitacional de 739.630 viviendas, número que cubriría la necesidad de VIVIENDAS PARA 2.218.809 MILLONES DE PERSONAS. El 58% corresponde a personas que no tienen un inmueble, mientras tanto el 42% restante vive en casas o departamentos que están en mal estado.

El programa nacional Construye 2025, por su parte, describe que la industria de la construcción genera un 7,8% de aporte al PIB y un 8,4% de los empleos del país en los años anteriores. Sin embargo, presenta un negativo impacto en la contaminación del aire, del agua, erosión de la tierra y alteración de ecosistema.

Según un estudio hecho por el MINVU el año 2018, este sector es responsable de más de un tercio de las emisiones totales de gases efecto invernadero, así como de los residuos sólidos. Por su parte, durante la etapa de operación de las viviendas, sobre todo en edificios de los sectores residenciales, se consume más del 15% de la energía del país y se produce cerca del 90 por ciento de material particulado fino, cifras asociadas a sistemas residenciales de calefacción por leña.

En paralelo, existe otra problemática que también abarca el proyecto Ladreco: la reutilización del plástico. De acuerdo con un estudio elaborado por la Asociación Gremial de Industriales del Plástico (Asipla), en Chile se reciclan actualmente cerca de 83.679 toneladas de plástico al año, lo cual representa un 8% del consumo aparente de este material en nuestro país, que llega a 990 mil toneladas anual.

SOLUCIÓN PARA UNA CONSTRUCCIÓN MÁS SUSTENTABLE

Producto de la pandemia, están desarrollando sus medios digitales, pero se encuentran sin poder utilizar los laboratorios dentro de la Universidad de Santiago. Matías Vilches, indica que falta desarrollar un aspecto de I+D del producto: “Hacer una placa de plástico con mayor espesor, sin que aumente el peso”.

Incluso en esta validación indica que esta placa de plástico reciclado funcionaría y podría reemplazar a los aislantes tradicionales de los paneles SIP. Si se trabaja bien la madera, puede alcanzar los mismos niveles de eficiencia que los materiales tradicionales que se utilizan hoy en día, indica el Director del Proyecto.

¿QUÉ DIFERENCIA A LADRECO A LOS SISTEMAS TRADICIONALES DE CONSTRUCCIÓN?

Cuando se habla de estas iniciativas e ideas sustentables en la construcción, lo primero que vienen a la mente son dos preguntas importantes: ¿es económico? ¿Tiene la misma eficiencia? Pues el equipo de Ladreco ha inventado un sistema de bloques a base de planchas de OSB de madera, con un aislante a base de una placa de plástico reciclado. Existen grandes diferencias entre construir con la tecnología de Ladreco y lo tradicional:

Sustentable: “Para producir una tonelada de hormigón, acero, cemento, ladrillos, etc, se necesita 24 veces más de agua que lo utilizado para generar una tonelada de madera. Además, trae otros costos asociados como el gasto energético derivado del uso del combustible, electricidad, también emisiones de gases y polvos en suspensión, entre otras. Por su parte, la madera es un recurso renovable y 100% reutilizable”.

Con mis socios calculamos a mano los residuos que genera esta industria de la construcción por metro cuadrado en Chile: el 2018 calculamos 3.4 millones de metros cúbicos.

Por otra parte, cada año 25 mil toneladas de plástico son desechadas, esta cifra aumenta exponencialmente al alza de la población y otros factores. Nosotros revalorizamos esos residuos para darle una nueva vida útil, reutilizando plástico pet para aislación térmica y acústica”.

Economía: “Hoy los sistemas de para construir en sólido o de mejor calidad tienen un público final más abc1, no están al alcance de cualquier persona. Nosotros ideamos el mismo sistema, pero con madera, con la misma calidad, la misma eficiencia acústica y térmica, y el mismo sistema de bloques de armado. Nos diferenciamos en el espesor en cuando a un bloque de hormigón, pero estamos llegando a nuestro producto final que se asemeja lo más posible.

En el caso de paneles SIP, tenemos un sistema parecido al de nosotros (tablero OSB y aislante interno de plumavit) cuando alrededor de 40 mil pesos el panel de formato 1,22 x 2,44 mts, si se compra por mayor o directo a una empresa. Nuestro producto, el panel OSB más la placa aislante de plástico reciclado, que mide 0,61 x 2,44 mts, tiene un valor de 17 mil pesos. Sin embargo, estos costos podemos disminuirlo a futuro, si produjéramos a nivel industrial”.

EFICIENCIA: “Existe un problema a la hora de construir una casa, generalmente la persona que construye te dibuja una maqueta de tu casa, te da un precio estimado, pero a la postre al cliente le puede salir 2 o 4 veces más de lo estimado. También los largos tiempos de construcción, el ruido, el polvo en suspensión, etc. son determinantes para que un cliente te escoja.

Pero nosotros, evitamos ese problema, hacemos diseños personalizados, entregamos un boceto digital con un precio fijo. Además, está contabilizado cuánto tiempo nos demoraremos en construir por metro cuadrado. Otra característica importante es la modularidad del panel o bloque, porque evitamos la contaminación acústica del clavado, no dejamos polvo en suspensión, se necesitan menos personas para construir y el tiempo de elaboración es más corto a comparación de una obra tradicional”.

 

¿Cuál tú crees que es el paso clave a la hora de materializar una idea?

“Hay dos cosas importantes, uno es la validación del producto, gran parte de eso lo aprendimos en Despega Usach, porque siempre va existir un Feedback. Consejos que nunca pasaron por tu mente y que amplian la perspectiva del proyecto.

(…) La segunda parte importante de este proceso es asumir y entender los conocimientos de tu equipo de trabajo. Actualmente trabajamos con el Kinesiólogo que trabaja en Teletón y un Estudiante de Técnico en Automatización y Control Industrial del Inacap, Blas Zapata.

Es fundamental comenzar y elegir un equipo multidisciplinario. Vimos casos de personas que saben mucho de salud, pero nada de robótica y, como también el caso inmerso. Por eso es necesario un equipo que tenga diferentes capacidades, el mismo objetivo del proyecto y que camparta la visión”.

FUTURO

El gran problema de entrada a esta industria es la cultura de construcción en Chile. Para Matías Vilches existe un prejuicio con la madera porque es asociada a lo barato y de mala calidad. También el país no tiene muchas normativas ni regulaciones sobre construcción con madera.

“Falta fomentar este tipo de construcciones en Chile, además solo se invierte un 3% en innovación en este rubro siendo también otro problema que nos perjudica. Si pudiéramos demostrar que podemos construir con madera, tal cual como en hormigón o con acero, te aseguro que las construcciones serían mucho más limpias”.

En el corto plazo el proyecto Ladreco busca mejorar el grado de innovación de su placa aislante de plástico reciclado, para esto deben volver a levantar capital y buscar inversiones. Sin embargo, estos estudiantes de la Universidad de Santiago tienen una meta a futuro mucho más ambiciosa: producir sus paneles a nivel industrial a través de una propia planta de producción, crear una constructora sustentable y edificar alrededor de 8 mil metros cuadrados al año.

Volver a Noticias